cerezas del Valle del Jerte

 

cerezas del Valle del Jerte

Picotas del Valle del Jerte

La cereza es un fruto pequeño, pero que hace una gran aportación al organismo, incluso a nivel estético. ¿Te habías planteado alguna vez a qué equivale consumir un producto natural, sin aditivos y elaborado artesanalmente como las Cerezas y las Picotas del Jerte?

Un pulso al envejecimiento

La Cereza y Picota del Valle del Jerte son un potente antioxidante que combate el envejecimiento celular gracias a su rico contenido en flavonoides y vitaminas A y C. Y esto tiene un reflejo directo en la piel.

Un tonificante natural
Las cerezas del Jerte actúan contra la celulitis. Se debe a que tienen un importante contenido de oligoelementos: hierro, calcio, fósforo, azufre, y, sobre todo, potasio, zinc, cobre, magnesio y cobalto.

Estos componentes le confieren a este fruto importantes propiedades remineralizantes y tonificantes y favorecen la buena circulación de la sangre.

Un purificante
Los flavonoides como el potasio confieren a las cerezas del Valle del Jerte un alto poder diurético y depurativo. Esta fruta ayuda a eliminar líquidos, y por tanto a adelgazar, y atenúa la sensación de hambre.

Al contener pectina, sus ácidos naturales actúan como estimulantes de las glándulas digestivas, por lo que también tiene un efecto laxante.

Un hidratante natural
Los elementos antioxidantes y sales minerales de las picotas del Jerte ayudan a fijar el agua a las células del cuerpo, lo que convierte a este alimento en un complemento hidratante ideal par piel y cabello. También ayuda a proteger de los radicales libres, aportando luminosidad a la piel.