Por su aporte vitamínico y nutritivo, la fruta es esencial para el crecimiento y el desarrollo de los más pequeños de la casa. Sin embargo, en muchas ocasiones resulta una odisea que coman fruta regularmente. Para ayudarte en esta misión compleja, te dejamos un par de trucos para que los niños coman fruta. ¡Aquí van!

1. Tú eres el primer paso

Gran parte de los hábitos y rutinas alimenticias de los niños son responsabilidad de sus padres y, generalmente, los adquieren directamente en su entorno. Si pretendes que los niños coman fruta, ¡que te vean comiéndola!

Dar ejemplo a los más pequeños es fundamental para que generen hábitos alimenticios saludables. Una dieta equilibrada, comer cinco piezas de frutas o verduras al día o hacer ejercicio con frecuencia son buenas prácticas para que adquieran un estilo de vida saludable desde la infancia.

2. Haz de la fruta una comida atractiva

El primer consejo es que procures hacer de la fruta una comida divertida y atractiva para los niños. La mejor forma de conseguirlo es cortándola de forma creativa. En este enlace puedes ver algunas formas de hacerlo con manzanas talladas o hasta creando una sandía-barco pirata. Este es uno de los grandes trucos para que los niños coman fruta in rechistar.

3. Cocina creativa con fruta

Disimular en las comidas algo que no les gusta a los más pequeños es  uno de los trucos más antiguos. Y una buena técnica para que los niños coman fruta sin enterarse y para que la vayan incorporando a su dieta poco a poco. Existen cientos de recetas en las que puedes incluir fruta de manera que esta pase desapercibida, como añadiéndole manzana a la ensalada. ¡Por no hablar de los postres! Tarta de manzana o de piña, mousse de limón o de fresa, helado de cerezas o buñuelos de melocotón son postres irresistibles.

Además puedes aprovechar las vacaciones de verano para pedirles que te echen una mano en la cocina. Que ellos mismos preparen la receta es otro de los grandes trucos para que los niños coman fruta.

4.Cada fruta en su momento

Comer siempre manzanas o siempre naranjas puede resultar aburrido para los más pequeños. Procura comprar fruta de temporada para incorporar variedad y disfrutar más de su sabor. En esta época, te recomendamos aprovechar los beneficios de las picotas del Jerte en la dieta de los niños.

5.Mézclala con todo y sácale su jugo

En vez de obligarles a acabar una pieza de fruta, mézclala con yogur natural o con cereales para que sea más fácil de consumir. También puedes combinarlas con otros ingredientes como el chocolate o presentarla como un helado. Si te sigue resultando difícil que los niños coman fruta, prueba otras alternativas. Los batidos o zumos de frutas refrescantes e hidratantes son opciones estupendas, sobre todo para el verano.